lunes, 9 de enero de 2017

Lactancia Materna. Mi experiencia



lactancia-materna-ayuda-consejos-experiencia¿Qué puedo aportar yo a algo tan antiguo como nuestra vida?

No es nada nuevo, no es nada especial, pero es mi realidad y hasta que no la viví no aprendí muchas cosas, que me hubieran venido muy bien saberlas, en su momento, por eso, quiero contaros, por si alguien alguna vez se siente perdida, como lo estuve yo, se encuentre un poco más respaldada.

Perdida, agobiada, insegura, son algunas de las sensaciones que tenía junto a la felicidad, amor, plenitud… 

Júntalo todo, lo bueno  y lo malo y siente el vértigo de la montaña rusa que tenía en mi interior. Las hormonas no ayudaban. 


Ser madre es lo mejor que me ha pasado en la vida, no soy la típica mujer que necesitaba ser madre para sentirme realizada y ahora no entiendo mi vida sin ella. 

Se me hizo difícil, siempre tuve claro que iba a darle el pecho a mi hija y me irritaba cuando me lo preguntaban y ponían la coletilla – "si puedes", ¿por qué no voy a poder?

Pero no sabía más, mi madre a penas me dio pecho, poco me pudo contar, sólo que le dijeron que su leche no valía.


En el hospital me dieron unas instrucciones, arrímale el pecho, 10 minutos cada uno y luego dale un biberón,  así lo hice. Las primeras dos noches de la niña, los dos primeros días, se los pasó llorando, llorando desconsoladamente, llorando sin parar. 
A la tercera noche sentí lo que dicen que es la subida del pecho, tuve hasta fiebre.  Por la mañana estábamos en el juzgado, haciendo el libro de familia, cuando ella lloraba y lloraba, por puro instinto le di el pecho y no había estado tan relajada en su corta vida. 

 Así empezaron las largas noches sentada en el sofá, los días sin hacer nada más que darle el pecho. Si se dormía la tenía que dejar ahí porque en el momento en que la soltaba vuelta a empezar.. ¿Cuna?, sí muy mona me quedó en su habitación.

Tantas horas me dio tiempo a buscar información sobre la situación  y empecé a informarme, documentarme, sacar conclusiones, y ganar seguridad, que falta me hacía, porque lo primero que te dice todo el mundo es – eso es que pasa hambre. O miraba qué estaba pasando o acababa volviendome loca.

Si pienso en los cachorritos en sus primeras semanas de vida, me los imagino enganchados día y noche al pecho de su mamá. Teniendo en cuenta que somos más desvalidos que cualquier animal, ya que dependemos de nuestra madre infinitamente más que ellos,,, tampoco era tan raro lo que me estaba pasando.

Lo que ocurre aquí es que el hombre es el inteligente y para evitar que su cachorro estuviera enganchado a la teta inventó un trozo de plástico con formita de pezón y así engañar al bebé, ¿qué pasa si el bebé dice que el cacho de plástico te lo metas por donde te quepa?, pues que le das el pecho como hace una loba, una gata, una leona o una mona, se lo das porque es lo que tu bebé te pide.

Menos mal que viene un pediatra, con sus años de carrera, experiencia y sabiduría y le dice a la mamá..

-Tu hija te tiene de chupete, eso no puede ser!
Cuando le pregunto si el chupete se inventó antes que la teta, directamente no me responde a eso, simplemente dice…
-Después vienen las mastitis.
A lo que le respondo, no se preocupe, no me provoca ninguna mastitis..... la mastitis es más un problema de postura del bebé y la madre que la frecuencia con la que mame, (entre otras cosas) 

Es muy importante corregir la postura poner el bebé de manera que no te duela y que su agarre sea bueno.

Aprendí que el problema de la leche, aquello que le decían a nuestras madres de "no tienes suficiente" vino por poner horarios a las tomas, por eso ahora intentan que sea “a demanda”, lo que el bebe quiera y cuando quiera, ¿por qué esperar si tiene hambre, sed, sueño o quiere estar con su mami en ese contacto tan especial?

Si pones horarios no hay la demanda suficiente para que tu cuerpo fabrique leche y eso es un círculo, el cuerpo entiende que no necesita tanta leche, ya que se queda depositada y el bebé no la toma hasta las horas, cada vez fabrica menos.

El tema de “tienes aguachirri”, frase célebre que le decían a nuestras madres, es porque la leche tiene unas fases, empieza saliendo acuosa y la leche del final es la que está más densa y tiene más calorías, por eso es conveniente que el bebé termine con un pecho antes de ir al otro. Claro, a ellas le veían la leche del principio, aguachirri, eso no alimenta. Error.

Con la leche materna no tienes que esperar a nada, porque el organismo la trabaja de manera diferente a la artificial, que es más pesadita y sí necesita un tiempo de digestión.

¿Que el tema de tirar por alto la lactancia materna es un negocio?, puede ser. No sé a quién se le ocurrió poner horarios pero hizo mucho daño. Antes de que este señor pensara no había tantos relojes para estar pendientes si le toca o no le toca, si llora,le doy teta, si no quiere teta, a ver que tiene.

Leí a una chica que decía que estando en el zoo su hijo cogió un berrinche, lloraba desconsolado, tenían los orangutanes al frente y la orangutana más mayor se acercó al cristal ofreciéndole el pecho al niño para consolarlo.
Tenemos tanto que aprender de ellos.

En cambio nosotros vemos mal todo lo natural, el  pecho, los brazos, el colecho ¿en qué momento nos hemos vuelto así?, ¿cómo hemos perdido el norte?.¡¡¡ ¿Todo mal?!!!

Ahora que lo tengo tan asimilado parece fácil, pero creedme que lo pasé mal, incluso llegué a darle biberones por si era cierto eso de que tenía hambre, y no, la niña rechazaba el bibi, rechazaba el chupete y sólo se sentía a salvo conmigo y enganchadita a su teta.

maternidad-consejos-lactancia-madre-primeriza
¿Por qué se lo iba a negar?

¿Qué me ha quedado de esto?, porque me ha dejado secuelas, ¡no os lo perdáis!, sentí tanta empatía con los mamíferos que soy incapaz de comer carne de ellos, os parecerá una locura, pero me da angustia, de hecho sólo como carne de pollo, de vez en cuando y por cumplir.

Cada una es libre de hacer y darle a su bebé lo que considere mejor, yo simplemente soy una cabezona, porque mil veces me decían que dejara de darle el pecho que así no podía estar. 

El primer mes fue mortal, me duchaba corriendo mientras ella lloraba porque no estaba conmigo, así que ni peinarme podía, los puntos me los curaba como una bala.

Luego el segundo y tercer mes fueron un poco mejor, porque ya me acostaba en la cama con ella y le daba el pecho de ladito, no me tiraba la noche entera en el sofá sentada, bueno, con suerte estaba sentada, porque como activara el rádar de altura, ¡ay que bien me lo pasaba!, nunca entenderé ¿cómo se daba cuenta ese comino tan chico que me había sentado?.

Poco a poco fue despegándose del pecho.

Estaba muy preocupada porque a los 5 meses me tuve que incorporar al trabajo, ya no me quedaban más permisos ni vacaciones que gastar, y ella había estado tan pegadita a mí . Suerte que su padre pudo coger sus vacaciones para estar un mes más con ella e ir adaptándola a que hay más vida a parte de mamá. Le fue muy bién, las tomas se fueron alargando.

Hasta que a los 7 meses decidió ir rechazando el pecho, con la perrera que tenía, ahora se había cansado… estas mujeres, somos complicadas desde pequeñas jajaja. 


22 comentarios:

  1. Me ha encantado tu post y en muchos aspectos me identifico contigo. Yo tampoco sentí nunca la llamada de la maternidad como una manera de realizarme y ahora soy, como digo yo, "como la madre de la Pantoja"...jajaja
    Con respecto a la lactancia y a otros muchos aspectos de la crianza del bebé, somos "expertos" en España, como en todo: todo el mundo te aconseja, todo el mundo sabe lo que le pasa a tu hijo/a menos tú...¡¡irritante!! Además, cada niño es un mundo: mi hija Marina tomó leche 8 meses, porque cuando comenzó con los purés (a los 6 meses más o menos) la fue dejando paulatinamente. Irene mamó ...hasta los 18 meses: se comía un plato de patatas fritas con huevo...¡y de postre teta!! ..jajaja
    Yo también viví el cansancio que comentas porque ninguna de las dos quiso chupete y yo no las forcé (salvo todos los consejos de alrededor) y estaban bastante dependientes para calmarse, cuando echaron los dientes, no podían dormir...pero no lo cambiaría por nada. Es uno de los actos de amor más bonitos que puede hacer una mamá.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡Hola!!!!
    Qué post tan chulo. Respecto a la crianza yo siempre digo que es algo tan tan personal...a mí jamás se me ocurriría decir a una mamá lo que tiene que hacer, ni que su leche es aguachirri, ni que dará pecho si puede o en el caso contrario, si da bibi, pues que porqué lo da. ¿Quién soy yo para juzgar a nadie, si seguramente cometo errores cada día?.Al tener hijos mayores y ver las cosas con perspectiva me he dado cuenta de que la crianza no se compone solo de alimentación, o de formas de vestir/dormir/pasear al bebé, va más allá, en realidad son muchas cosas y muchas etapas, y ser madre es una etapa larga, larga y maravillosa. Primero la gente opina sobre lactancia y colecho, luego que si empiezan a andar pronto o tarde, que si hablan demasiado pronto o demasiado tarde, que fulanito ha dejado de usar pañal o que le quitas el pañal demasiado pronto, luego si van a cole público o no, si hacen extraescolares o no...siempre hay quien lo sabe todo y pretende sentar cátedra.
    En mi caso he intentado ser la mejor madre posible apoyándoles en las distintas necesidades de cada etapa, de pequeños en la alimentación, sueño, juegos y si estaban malitos, luego en los inicios del cole, en las cosas de amiguitos...y con los años en los estudios y los males de amores, que con eso se sufre que no veas. Intento que sepan que pueden contar conmigo, que al final es lo que queda, saber que tus padres te apoyan aunque te equivoques. Y llenarles la vida de buenos recuerdos, que cuando miren hacia atrás vean risas y juegos, y momentos chulos.
    Me encantan las fotos que pones, un besito y a disfrutar mucho que estás en una etapa preciosa. Ahhh, lo de la carne...mi hija es vegana así que te entiendo, jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapa! Yo no soy mamá pero me ha parecido muy interesante. Y muy linda tu niña. Un besote a las dos

    ResponderEliminar
  4. Una entrada muy interesante, he sido tía hace poco y toda esta información me viene bien para el futuro. Besos, yo también te sigo, gracias por seguirme.

    ResponderEliminar
  5. Que post tan bonito, me siento muy identificada contigo y no concibo la vida sin mis hijos, un beso!!

    ResponderEliminar
  6. Cada niño requiere y exige lo que necesita y lo mejor es intentar adaptarnos lo mejor posible para que esa fase sea agradable y no un suplicio. Yo creo que lo has explicado muy bien y me he sentido identificada, con el primero la verdad es que la ignorancia y el cansancio nos crean una serie de miedos sin sentido a los que se unen consejos de familiares y amigos que realmente no son buenos y que lo único que consiguen es estresarnos más. Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Yo no pude dar pecho a mi hijo, pero me encantaría poder hacerlo. Me parece una experiencia preciosa.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Aún no soy madre pero sí que me gustaría serlo en un periodo no muy lejano, me ha encantado leer tu post y tu experiencia. Un besote

    ResponderEliminar
  9. Me ha fascinado tu experiencia y pienso que tienes muchísimo que aportar, así que aunque no sea madre y me queden años para serlo, testimonios así sirven de referencia a todas nosotras. Se nos ha educado en la cultura de que el niño tiene que ser independiente, de que mucho cariño y roce lo estropea...¡¡y es todo lo contrario!! Con amor es como se gana seguridad, y no hay mayor muestra de amor que amamantar. La gente es muy ignorante (y muy cómoda) y no tiene ni idea del daño que se le puede hacer a un bebé al que se le niega su instinto más básico. Yo sólo pude tomar tres meses de teta (mi madre me dijo que fue la mejor experiencia de su vida), pero consecuencia de eso estuve enganchada al chupete hasta los 6 años, ¿te puedes creer qué cosa más fea? ajajaj.

    Muchas gracias por compartir este testimonio tan valiente y que tanta falta nos hace aprender!!

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  10. Que lindo que nos compartas tu experiencia, me sentí super identificada con varias cosas que contas!! pase por cosas similares con mis 2 hijos :) beso grande!

    ResponderEliminar
  11. He vivido de cerca la lactancia de mi hermana. Tengo una sobrina que era muy glotona y no se despegaba del pecho de su madre. Esta al cabo del año dijo que le quitaba el pecho a la fuerza y a la peque le costó mucho pero hay que ir adaptándose, lo mismo le pasa ahora con el pañal y el orinal, que pone una carita de pena cada vez que lo ve... :D :D A disfrutar cada segundo, que crecen muy deprisa! Un besote :*

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola guapísima!Me ha encantado yu post. Yo estoy totalmente a favor de la lactancia materna, no hay nada mejor para los bebes que eso. Y hay que extenderla todo el tiempo que te permitan.
    Un besazo y yo también me quedo por aquí a seguirte.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola!
    Que bonito lo que nos explicas, yo también estoy a favor de la lactancia materna, es lo mejor para el bebe. Por que lindo que nos compartas tu experiencia, me encanta este tipo de entradas.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. FAntástica entrada, nosotros llevamos casi nueve meses de LM y tan contentos, pero también nos hemos topado con lo nuestro por el camino... La verdad que estar segura de lo que quieres ayuda mucho porque siempre te encuentras quien quiere echar por tierra la lactancia. Y que viva el colecho, realmente no logro entender una buena lactancia sin ello porque sería no dormir nada. Lo de poder poner al peque en la cama y que tenga "barra libre" la de ratitos de sueño que me ha hecho ganar, y de tranquilidad. Ahora que está molesto con los dientes se calma más que si lo dejas solo en la cuna y se despierta asustado tantas veces.

    ¡Un beso grande!

    ResponderEliminar
  15. Gracias por compartir tu experiencia. La verdad que hay cosas que parecen super básicas y realmente no lo son venga estudiar en el colegio en la universidad, miles de idiomas, pero...¿quién te prepara para ser padre o madre? A mi me parecen muy bien cualquiera de las dos opciones porque ambas son buenas para el bebé, así que es cosa de valorarlo. Un besito.

    ResponderEliminar
  16. Hola, guapa! Yo no soy madre, pero me ha gustado conocer tu experiencia. Me llama la atención lo que comentas de la empatía con los mamíferos, a mi me pasa algo parecido, aunque por motivos diferentes y desde que sentí esa empatía ya no pude comer carne como lo hacía antes
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Yo de momento no he sido madre, así que logicamente no he vivido esta experiencia, pero al igual que tu tengo claro que se lo quiero dar, al final el cuerpo es muy inteligente, y sabe que necesita la vida que ha tenido dentro para crecer, demasiadas mierdas tomamos ya de por vida, como para que empiecen desde tan pequeñitos... aparte, el dineral que te gastas en leches en polvo y agua mineral para hacerles el dichoso biberon, sinceramente el vinculo que se crea así, no es comparable a nada, si no tengo ningún problema (tengo amigas que han tenido problemas de verdad al dar el pecho y no les ha quedado más remedio) pero si todo va bien...

    Besitos!

    ResponderEliminar
  18. Yo tengo la parejita y a los dos les di pecho hasta cumplido el año. Tuve que escuchar de todo, sí, también me dijeron que mis hijos pasaban hambre, a pesar de que se me criaron sanos y bien gorditos. No quise introducir alimentos a los 4 meses y los tuve a pecho en exclusiva hasta los 6... eso también hubo quién no lo entendió, pero bueno, aprendes a hacer oídos sordos a todo.
    Quizás se necesitarían enfermeras, matronas y pediatras que apoyaran más a las mamis novatas en esto de dar el pecho, seguramente con ese apoyo habría más casos de lactancias satisfactorias porque a veces la presión que sienten es tan grande, que en cuanto les dicen "tu leche no le alimenta, complementa con un biberón" se lo creen a pies juntillas. Y tú tuviste suerte de que tu bebé no quisiera la tetina del biberón, porque lo fácil para los bebés es tomarse el biberón y rechazar el pecho y es una pena que ambos se pierdan esa experiencia.
    Besis

    ResponderEliminar
  19. ¡No soy mama! pero me pareció muy interesante tu post y me va a servir de mucho seguro en un futuro próximo, un beso

    ResponderEliminar
  20. Ser mamá es lo mas bonito del mundo y la verdad el vinculo que se crea es muy importante

    ResponderEliminar
  21. Estoy intentando ponerme al día con tu blog jeje... Ya me había leídos estas entradas aunque no hubiera comentado. Recuerdo que esta me gustó mucho. Ya sabes que no soy madre pero creo que has dicho muchas verdades. Jajaja, sabes? incluso recuerdo que la estuve comentando con mi madre (por eso de tener opinión de otra madre jeje) Besos Carmen (tu niña es preciosaaaa)

    ResponderEliminar
  22. Hola, guapa. Aquí vengo a hacerte una visita. He leído en mi blog lo de que compartías lo de mami sobreviviendo a las energías de sus hijos así que aquí vengo para quedarme.
    Me alegro que pudieras seguir adelante con tu lactancia. Yo tuve algo más de suerte porque mi vecina era una de las integrantes de la "liga de la leche" y me uní a sus reuniones. Son mamis que comparten sus experiencias con nuevas mamis recién llegadas al mundillo tetil, y te solucionan muchas dudas y preocupaciones.
    También, como tu, me leí los libros de Carlos Gonzalez, San Carlos Gonzalez y así poco a poco. Yo estuve dando pecho durante 1 año, y no seguí porque ya no podía más. Pero no porque me doliera ni nada, sino porque mi niña era alérgica a muchos alimentos y me los tenía que quitar yo de mi dieta para que no pasaran por leche. Así que ahí andaba, sin nada de la vaca (leche y carne) ni de oveja, ni de cabra, ni huevo, ni pescado... Uffs.. imaginate. Así que decidí que 12 meses estaba muy bien, y lo dejé progresivamente, sin llantos, ni mastitis ni nada.

    En fin... me gusta mucho tu entrada. Para aquellas mamis que no conozcan las crisis de lactancia, las posturas erróneas, los "no tienes leche y por eso llora", los "te usa de chupete"... uffs.

    un beso muy grande. Y ya nos iremos leyendo viendo como crecen nuestras peques.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAKE UP

MAKE UP

CARMEN OLIVER

CARMEN OLIVER
olycolour@gmail.com

Sobre mí

Me llamo Carmen Oliver, soy de Málaga, aunque ahora vivo en Almería, voy y vengo todo lo que puedo. Hace 15 años estudié Estética- Maquillaje y todos los días voy aprendiendo más cosas de este mundo que me encanta. Decidí crear este blog para compartir esta pasión con todo el que quiera. ¿Te quedas?.

Si quieres ponerte en contacto conmigo hazlo escribiéndome a olycolour@gmail.com, te contestaré encantada.

A cuidarse, ¡que cuerpo sólo hay uno!

Seguidores

Páginas vistas en total

Sigueme en:

sigueme en Twitter Sígueme en Pinterest sígueme en Instagram Follow

Entradas populares

Con la tecnología de Blogger.

Translate